Ignatius Reilly escribe sobre Risto Mejide y Operación Triunfo

8 agosto 08UTC 2008 en 12:58 | Publicado en Crítica, Delirios | 6 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , ,

Hoy he tenido la oportunidad de descubrir a un personaje televisivo que me ha despertado sentimientos contradictorios. Por un lado, resulta extremadamente simpático y juicioso para tener permitido salir en televisión. Según me han explicado, resulta ser que tuvo la excepcional posibilidad de aprovecharse de los subhumanos de los productores e incluir en su contrato una cláusula según la cual tiene libertad para decir lo que le dé la gana. Resulta ofensivo que nos hallemos en un punto de sumisión y tiranía tales que hay quién cree conveniente, y ha demostrado con razón, incluir una cláusula semejante en su contrato. Esta idea sólo debería pasar por la cabeza de los lascivos y los maleantes que redactan el contenido de los boletines informativos y los anuncios, que son precisamente quienes en esa posición dictan el contenido de las vacías mentes de los hombres de nuestro tiempo y por tanto no necesitan esa claúsula para soltar las aberraciones que sueltan. Resulta ser, curiosamente, que este señor tan interesante que humilla con toda suerte de recursos retóricos a los concursantes de un programa de canto obscenamente vulgar, es un creativo publicitario. Qué tragedia tan irónica, tan maquiavélicamente genial, que sólo la Fortuna podría haberla maquinado. El tino y la decencia recaen justamente en el enemigo, el enemigo las absorbe y las seduce como la prostituta de Babilonia. Con todo, creo posible que el señor Risto Mejide, pues así se llama, no difunda en sus creaciones la demente ideología que impregna la sociedad occidental, sino que salvaguarde en ellas ciertas dosis de decencia y buen gusto que todavía circulan en este mundo. Y seguirán circulando, mientras hombres como yo y cómo él perpetuemos el ejemplo de Boecio. Sin duda Boecio perpetuó a su vez el de sus antecesores.

Con el optimismo que me inspira, le mando un mensaje al señor Risto Mejide para que abandone las tentaciones malsanas del mundo de los negocios y dedique sus conocimientos y su inteligencia a tareas más provechosas, como derrumbar todo el sistema al que él pertenece. Eso parece ser lo que ha conseguido con esa abominable orgía de vulgaridad que era Operación Triunfo, pues el señor Mejide terminó por denunciar la incompetencia y pobreza de espíritu de cualquier integrante del programa, y no sólo a los concursantes. Y ahora se ha hecho tan conocido por las inyecciones de verdad que suministra a un medio tan hostil a ella, que el público sólo veía el programa en que él aparecía para verlo a él. Los celos, la envidia y la autodefensa natural que provoca la evidencia pública de sus defectos han terminado por deteriorar las relaciones entre Risto y el resto de integrantes del programa hasta el punto en que es difícil que Mejide siga entre ellos. En el futuro, si él no está, como deseo que suceda, ese programa se hundirá en su propia miseria y mediocridad, como tiene merecido. Veremos si el señor Risto Mejide es un idiota como los demás o sigue contribuyendo a hundir los buques insignia de la corrupción moral de nuestros tiempos. Veremos si idea nuevas estrategias, porque la de acaparar protagonismo dudo que vuelva a funcionar.

Su libro, por supuesto, no lo he comprado, porque tengo cosas mejores que leer que las reflexiones de un hombre vendido al enemigo, pero tal vez me acabe animando.

WALTER, CABALLERO CRUZADO DEL HACKING

Anuncios

6 comentarios »

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

  1. Rito me parece un tipo que no coincide con la tv y menos la basura, en cambio angel y ese otro que ni se como se llama, pero que son nada, coinciden con ese formato basura.
    En el caso de Angel tiene unos deseos de protagonismo basura que termina tapando a los verdaderos protagonistas de tu si que vales, es increbile pero es clinicamente un ejemplo de histeria masculina, lo recomiendo a los estudiantes de sicologia lo mismo para los morancos pesimos humoristas e histericos tambien

  2. Qué grande, no lo había pensado pero estoy totalmente de acuerdo en lo que dices sobre estos casos de histeria masculina

  3. Estoy totalmente de acuerdo con lo leído y creo que se ha formado una barrera infranqueable con Risto puramente porque es íntegro y no se somete a los concordatos de la Academia ni de los dirigentes de OT. Es personal e intransferible. OK con Risto mientras pueda.

  4. No se si la palabra integro le cabe, es un pesado en el buen sentido, no se si un héroe, no, pero no es genuflexo, como lo son todos los cabrones que animan reality show y se degradan a ellos mismos.

  5. Yo sólo he visto OT una vez. Hacían una especie de versión acústica malísima de un tema de los Doors. Me dió mucho placer ver como, mientras los demás jueces no alcanzaban a argumentar decentemente sus descafeinadas opiniones, él destruyó a placer, con críticas fundadas, una actuación que no merecía menos.

    Aun así, lo encuentro no menos grotesco. Es un vendido mas, un contrapunto innecesario en una máquina de hacer dinero que lleva un montón de temporadas. Tiene su función en el programa, igual que qualquiera de los concursantes: hacer subir la audiencia. Y a él le sube la caché, y puede forrarse vendiendo libros -algo para lo que el autor de este blog, tristemente, tendrá que batallar durante años.

    ¿Es necesario, a estas alturas, meter a alguien en un programa de telem**rda para que diga en voz alta lo que muchos pensamos? Ya sabía que la versión de Doors era una cagada antes que lo confirmara él. Y si encima hace subir la audiencia, yo diría que lo que hace es alimentar este mecanismo tan antimusical, por mucho que no se degrade, ¿no os parece?

    En todo caso, su constante participación en el juego que aparentemente odia, y ese sutil aroma a Cronicas Marcianas, no le desmerecen como enriquecedor de este zoo de mediocres y freaks que es la TV pública, por mucho que él no sea ni mediocre ni freak.

  6. Cierto no puedo estar en desacuerdo. No sé qué pensará Ignatius de esto. Debo decir que me he leído el Pensamiento Negativo con bastante gusto y que por el momento no he escrito un libro mejor que ése, aunque tal vez con su contrato podría intentaro, no sé si con éxito.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.
Entries y comentarios feeds.

A %d blogueros les gusta esto: